• !Bienvenido¡ Estamos para servirte
  • Email: servicioalcliente@cocoajeans.com.co - Teléfono +57(4) 313 12 23
  • CC Gran Plaza, Local 1117. Medellin - Antioquia

Las cinco reglas de oro que consiguen el bronceado perfecto

Las cinco reglas de oro que consiguen el bronceado perfecto

Toma nota de los consejos que nos han dado los expertos para que este verano luzcas una piel dorada, luminosa y bien protegida


Si todavía no te has ido de vacaciones pero estás deseando tumbarte al sol para presumir de moreno, te vamos a contar algo que te interesa. Sí, sabemos que muchos de estos consejos ya los conoces pero queremos incidir en ellos para que seas consciente de que, si quieres conseguir un bronceado perfecto, debes tener en cuenta estas cinco 'reglas de oro' que hemos resumido con la ayuda de varios expertos para que, no solo presumas de una piel dorada y luminosa, sino que también la cuides dándole los mimos que necesita en estos meses de tanto calor. Ya sabes, es importante cuidarse por fuera ¡pero también por dentro!

EXFOLIACIÓN

Sé sincera, ¿cuántas veces te has exfoliado bien la piel antes de irte de vacaciones? Es uno de los pasos imprescindibles para conseguir un bronceado duradero y uniforme. Así lo dice Alicia Rodríguez-Infantes Timón, terapeuta de Caroli Health Club, que nos recomienda hacerlo unos días antes de irte de viaje para retirar las células: "Podemos hacer un exfoliante de forma rápida en casa con azúcar y aceite de almendras o incluso con aceite de oliva para obtener una mayor nutrición. Recomendamos hacerlo una vez cada 15 días". "Este sencillo pero eficaz gesto en la rutina de belleza, elimina la descamación, refina la piel y ayudará a minimizar el aspecto de las finas líneas de sequedad, que además se acentúan por la pérdida de hidratación tras la exposición solar", añade Sandra Burgos, Directora de Formación de Clinique.

MODERACIÓN

Según la opinión de la doctora Mercedes Silvestre, esta es la primera premisa para conseguir un bronceado perfecto: "Afortunadamente, se acabaron aquellas terribles épocas en las que la imagen perfecta del verano era estar muy bronceada. El precio pagado por ello son las mujeres de alrededor de los 60 años con una piel engrosada, opaca y llena de profundas arrugas. Hoy se tiene otro concepto de la belleza y la salud y la imagen ideal de la mujer elegante y actual es ese color dorado en la piel que da calidez y hermosura al semblante". Pedro Catalá, cosmétologo y fundador de Twelve Beauty, también hace hincapié en algo importante que debes tener en cuenta y es que... ¡tengas cuidado con los días nublados! "Más del 80 por ciento de la radiación ultravioleta traspasa las nubes, por lo que es necesario utilizar protector solar incluso en días nublados para protegerse especialmente de la radiación ultravioleta A (UVA) que penetra más profundamente en la piel, causando el fotoenvejecimiento", aconseja.

  

ALIMENTACIÓN

"Los alimentos ricos en carotenos son precursores de la vitamina A que a su vez estimula la creación de melanina, la responsable del bronceado, de manera que su consumo facilita obtener un bronceado más intenso. Mango, albaricoques, pimiento rojo, calabaza, níspero, canónigos, espinacas, berro, acelga, lechuga o brécol lo contienen, además de la ya conocida zanahoria", es lo que nos cuenta Natalia Hernández. Miembro del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas - Nutricionistas CGCODN y presidenta de la Asociación de Dietistas Diplomados de Canarias - ADDECAN. "Los alimentos ricos en vitamina C (naranja, limón, pimiento rojo, kiwi, coles de bruselas o fresa) minimizan los daños provocados por los radicales libres, relacionados con el envejecimiento de la piel, mientras que los alimentos ricos en vitamina E como los frutos secos, favorece la regeneración de la piel, además de poseer el efecto antioxidante de la vitamina C. Por último, los alimentos con ácidos grasos omega 3, como los pescados azules o las nueces, favorecen la elasticidad de la piel y nos protegen por su efecto antiinflamatorio frente a las agresiones solares. Sin embargo, no es suficiente con tomar estos alimentos justo antes de ir a la playa, tenemos que prepararnos hasta 10 días antes de la exposición solar, introdúcelos a lo largo de la jornada (5 al día) para conseguir un buen resultado y continua tomándolos durante las vacaciones", nos recomienda.

Los expertos del Instituto Médico Láser nos dicen que estudios realizados en los últimos años evidencian la existencia de abundantes desórdenes alimenticios, que involucran a la sociedad occidental en un proceso acelerado de oxidación, envejecimiento y enfermedades relacionadas como cáncer, diabetes y arteriosclerosis, así como patologías oculares, cerebrales, neurovegetativas y cutáneas. El aporte de antioxidantes naturales por vía oral resulta de gran interés porque reaccionan fácilmente con los radicales libres y los neutralizan, impidiendo el daño celular. Son un grupo determinado de vitaminas, colorantes naturales, minerales y enzimas, que se encuentran en los vegetales con contenido expreso de vitamina C, B caroteno, licopeno, flavonoides, fenilo, etc. Una adecuada defensa antioxidante debe incluir éstos y otros nutrientes (oligoelementos, ácidos grasos poliinsaturados omega 3), que cumplen un papel reconocido en la optimización funcional de órganos como el cerebro, la retina, el pelo o la piel. Incluyéndolos en las comidas que realizamos durante las vacaciones, contribuyen a un bronceado intenso y luminoso. Los más ricos en antioxidantes 'clave' contra el fotoenvejecimiento son: el aguacate (vitamina E), las bayas como las moras, las fresas, las frambuesas, los arándanos (betacarotenos), el brécol (betacarotenos, vitamina C, oligoelementos como zinc y selenio), el repollo y las coles (vitamina C), las zanahorias (betacarotenos), los cítricos (vitamina C), las uvas (20 antioxidantes, incluido el resveratrol), las cebollas (especialmente las moradas, que contienen flavonoides), las espinacas (pro-vitamina A, C y E) y los tomates (licopenos). En general, todas las verduras y frutas que son de color naranja o rojo son una gran protector natural para la piel, ayuda a alargar el bronceado y que no afecte tanto los rayos solares a nuestra piel", afirman.

PROTECCIÓN SOLAR

"Tenemos más que comprobado que aquellas pieles que suelen llevar protección solar siempre son las más saludables", nos dicen desde la Clínica Olavide. "Es por eso, que no dejaremos de ser "las pesadas" de que el sol es el peor enemigo de la piel. Cuando queremos cuidarnos de las arrugas y no envejecer de forma rápida, es fundamental no centrarnos solamente en los tratamientos, sino tener consciencia de que debemos tomar el sol con protección para prevenir y frenar el envejecimiento cutáneo. Por ello, la protección solar debe acompañarnos los 365 días del año y tomar aún más precauciones durante el verano. Debemos tener en cuenta que no es recomendable exponerse directamente al sol más de 30 minutos seguidos y que debemos repetir la aplicación de la protección solar constantemente", añaden.

Para la Dra. Beatriz Beltrán, "la aplicación de un filtro solar ayudará a prevenir la presencia de manchas y te ayudarán a conseguir un bronceado uniforme. Debes elegir el adecuado, según tu tipo de piel". ¿Su consejo? Evita los aceites sin protección, debido a que aceleran el envejecimiento prematuro y favorecen las quemaduras solares".

Es muy interesante lo que nos cuenta Paola Gugliotta, fundadora de Sepai y máster en Dermocosmética. ¿Sabías que, bien aplicado, un producto solar con protección 20 protege más que uno de 50 mal aplicado? "Este es un tema muy subjetivo. Si se extiende un producto solar con SPF20 cada 2 horas y en una buena cantidad, podemos estar igual de protegidos que si utilizamos uno de 50 y tardamos 3 horas en reaplicarlo o no lo hacemos después del baño. Si aplicas un 20 continuamente, cada hora, estas igual de protegido que si te pones un 50 y no reaplicas hasta dos o tres horas", afirma.

¿Y DESPUÉS DE TOMAR EL SOL?

"Es importante utilizar una leche reparadora que incluya ácido hialurónico en su formulación para que, a largo plazo, disminuya los efectos nocivos del sol", afirma Mari Carmen Vallejos, Product Manager de A-DERMA. "Despues de la exposición al sol es muy importante seguir cuidándonos en casa, limpiar la piel de cloro, sal… y a continuaión rehidratar la piel con un bálsamo reparador", añade. Tal y como nos recomiendan los expertos de NUXE, también puedes utilizar una after-sun para prolongar el bronceado y proteger la piel de la exposición solar. Un prolongador del bronceado y mucha hidratación para después del sol nos ayudan a conseguir ese tono dorado intenso tan deseado, concluye la Dra. Adriana Juanes de Instituto Médico Láser (IML). 

fuente : Revista Hola

 

Related Posts

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de mostrarse